La última adquisición de nuestra vivienda es una perla de compañera de piso que yo denomino "la Barbie imbécil" y la tercera en discordia "la mascletá" (entre otras cosas) por el ruido que hace con los tacones, las puertas, las ollas, los platos y todo lo que cae en sus manitas. Es una chica de 27 años, de larga melena rubia oxigenadísima que procede de Mallorca o de un lugar donde es preciso secarse el pelo tres veces al día, a saber: en la mañanita cuando se baña, luego se va al trabajo; al mediodía cuando viene a comer, se lo vuelve a secar y vuelve al trabajo; y por tercera vez en la noche, tardando unos 45' cada vez. Sólo habla de sus citas, que indefectiblemente a ella le parece que salieron bien y luego resulta que no, que no salieron bien puesto que los interfectos no llaman o no pueden volver a quedar por motivos diversos y llenos de imaginación, aunque de momento ninguno ha dicho que vaya a meterse a monje cartujo. Vive en Barcelona como si viviera en Ibiza, sólo le interesan los lugares de marcha, con decir que fue a la playa en Diciembre y se quejó de que hacía frío. Muestra asombro por los acontecimientos más anodinos y normales a cualquier cosa que le digas dice:

-¡¡¿¿Siiiiiiiiii??!!.

           El máximo acontecimiento de su vida es acudir a la peluquería, ni a una exposición, ni al teatro, ni siquiera al cine. Es capaz de hablar durante días de que no quedó contenta por que en la peluquería le hicieron unas mechas rojas que lleva demasiado adelante y habla por teléfono con varias peluquerías para ver quien puede resolverle tan tremendo problema. Tiene un gesto perpetuo de enfado, y siempre está nerviosa y de mala leche.

           Mi teoría es que se muere por pillar marido y claro, como no lo consigue...Pero la verdad es que yo espero por la salud del individuo en cuestión y considerando que hay que ser caritativo y demás, que no lo consiga o que el susodicho presunto víctimo se lo merezca por haber pegado a sus hermanitos pequeños o maltratado a sus mascotas.

             Aunque también tengo una teoría b, en realidad es una extraterrestre, vino para llevase ADN humano a su planeta, pero la documentación que le dieron para comportarse como mujer eran revistas "Cosmo" de los años sesenta y claro no se entera de que va la movida, además se desepera porque sus congéneres ya le están reclamando que se demora mucho en traer el ADN. ¡Resistid varones humanos al ataque de la extraterrestre disfrazada de rubia intoxicada por el tinte!...a lo mejor es como las viudas negras, y luego se come al novio. Con lo mal que trata a los platos yo, si fuera hombre, no pondría nada delicado en sus manos.