Juro por mi colección de libros de Harry Potter que la foto es auténtica, yo iba al super y tuve que volver a casa por la cámara.