Por la melancolía con que aquella anciana decía "cuando estaba sola"...comprendí que era viuda. Por la alegría con la que dijo "me viene a buscar Ricardo , mi marido"...comprendí que se había vuelto a casar.

             Y me alegré.