Como hace poco que empecé este blog estoy leyendo muchos blogs, con la sana intención de encontrar afinidades y crear una red de conocidos. No sé, quizás desde España, con la ley de matrimonios homosexuales ya nos creemos muy liberales. Pero estoy desagradablemente sorprendida de la cantidad de comentarios homófobos surgidos a raíz de la película de Ang Lee sobre los vaqueros homosexuales, ahora no recuerdo exactamente como se escribe ¿B...back Mountain?. En concreto opiniones del tipo: ahora nos quieren hacer creer que todo esto es normal; esto afectará a los niños que crecen viendo series de televisión donde se trata la homosexualidad como algo normal; y la última, la que me ha puesto a escribir porque no he podido poner un comentario, la de un argentino diciendo escandalizado que ¡incluso se empieza a hablar de gauchos "putos"!.

              Para mí las parejas homosexuales que he conocido siempre han sido parejas como las demás. Fue una gran alegría que se instaurara la ley. La homosexualidad ha existido siempre. Hay homosexuales en todas las profesiones, nacionalidades y colectivos. Es simplemente una realidad y debemos ser todos lo bastante libres y respetuosos con los demás para que todos podamos ser sinceros y nadie tenga que ocultar su condición sexual, ideológica, ni de ningún otro tipo. Son ciudadanos y  merecen poder ejercer todos los derechos igual que se les exigen los deberes. Lo único que se necesita es repetarse. En un mundo tan lleno de odio, que cada quien ame como quiera. De todas formas aún falta para que el homosexual, del sexo que sea, que sale en las series, deje de ser una caricatura.