Si fuera verdad, pobre Catalunya.