Viviendo en la calle, o quizás sea mejor decir, sobreviviendo en la calle. Caminas y te das cuenta del delgado hilo que te separa de los excluídos, si perdieras tu trabajo, a la edad que tienes y como no tienes familia, en unos meses te verías como ellos. Sobreviviendo, en la calle, tirado como una colilla.