Pensando en el carnaval, me acordé de este poema que me gustaba mucho en la adolescencia, desde luego el vestirse es disfrazarse. 

Disfraces

Así...con tanta prisa, andando a la carrera

no sé de qué vestirme...¿De qué me quieres ver?

¿Me quieres ver de esposa

o me visto de amante...o de poeta?

¿Me disfrazo de artista,

de madre de mis hijos, de perversa,

o me pongo aquel traje de encajes

que tú llamas "de ingenua"?...

¿De qué me visto hoy?¿De qué me visto?

¿Me pongo de encarnado o de violeta?

¿Me quieres ver de duelo

o me visto de fiesta?

Dime de qué me visto

no vaya ser que andando a la carrera,

así, con estas prisas, se me olvide vestirme

y salga de tu brazo sin careta.

Nuria Parés