NADA MÁS BELLO

¡Ese rayo de sol inesperado

que destella en la nieve

recién caída!

Mucho más bella era la sonrisa

que iluminaba un rostro

todavía mojado por las lágrimas.

                  Ángel González.

                  Otoños y otras luces.