Pensé en escribir sobre esas cosas que se escriben en los baños, pero sólo me acordaba de tres frases graciosas que había leído por ahí, a saber:

En la Universidad "Aníbal Lecter está cerca".

En un restaurante "ves como no valía la pena pagar tanto por la cena".

En una estación de tren "los hombres hacen con las mujeres como yo con los bancos,  meten, sacan y pierden interés".

Entonces me di una vuelta por blogs que suelo leer y que en general están bien escritos, pero de enlace en enlace cada vez la ortografía era peor, sobre todo los pobre acentos y me dio por pensar ¿No podríamos hacer una campaña en pro de los acentos?

En fin, llega la Semana Santa, que siempre da muchísima flojera, con todo ese rollo de las procesiones, las retransmisiones en directo desde Sevilla y demás.

Por otra parte, ¿Cómo es posible que la vuelta a casa de Rocío Jurado o previamente su estancia en el hospital sean noticia de un telediario? ¿A qué extremos va a llegar la salsarosez de este país?

En fin de todo un poco...